Una caja que custodia el alma de los parques

Jun.03.2019

Reproducimos aquí publicación de Patagon Journal sobre este especial encargo que habla del rol de la sociedad civil en el cuidado de los parques nacionales (pincha aquí para ver publicación original).

Hace unos días vivimos un momento histórico en el Parque Pumalin Douglas Tompkins, cargado de significado para nosotros como chilenos y para todo el Planeta. Los Parques Patagonia y Pumalín Douglas Tompkins, fueron finalmente entregados al Estado de Chile y a sus ciudadanos. Durante la ceremonia de entrega final de los Parques, Kris Tompkins quiso entregarle a Amigos de los Parques una simbólica y concreta misión, materializada en una caja con cada uno de los elementos del bosque húmedo de Pumalín.

Caja con el alma de los parques

Con sus manos recolectó el agua, la tierra, las piedras, las briznas de pasto y musgo, junto a pedacitos de madera que por miles de años han estado ahí y que ella con su equipo por más dos décadas concibió, cuidó y protegió tanto, hasta convertirlos en Parque Nacional. Con este acto de entrega de esta caja, hizo converger en un gesto los componentes que tejen la comunidad de vida de Pumalín. Con esta caja que custodia el alma del Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins, Amigos de los Parques recibió formalmente el encargo de cuidar y asegurar el legado de esta Ruta de los Parques que se consolida con este traspaso.

Esta caja la sostenemos y llevaremos entre todos los chilenos, como dijo Kris: “estoy muy feliz, y por el momento histórico que vivimos hoy, voy a hacer algo simbólico, entregaré esta caja a Amigos de los Parques. Ustedes como representantes de todos los chilenos son los Guardianes del Futuro, tienen que llevar esta caja para el resto de su vida: contiene cada planta que pueden encontrar en este bosque. Este es mi mandato simbólico, una caja para garantizar el valor público de los parques nacionales, para que todos los chilenos los cuiden, ahora en adelante ustedes como chilenos tienen que disfurtarlos, visitarlos, quererlos y protegerlos. Los parques son su patrimonio, hoy empezamos la historia nueva de una generación que cuida sus parques nacionales.  A cada uno de los chilenos les digo: ¡Bienvenido a tu parque! ¡Sean Amigos de los Parques! ¡Sean Guardianes del Futuro!”.

Ahora que son nuestros, podemos sentirnos orgullosos de tener valles inmensos, en los que se encuentra la estepa patagónica en todo su esplendor, cordones montañosos, bosques de Lenga y Ñirre que se tiñen de rojo en otoño, decenas de lagunas y espectaculares lagos como el Cochrane y Jeinimeni. Todos ellos son paisajes de sobrecogedora belleza, una activa vida silvestre y que transmiten la historia de uno de los proyectos de restauración de ecosistemas más importantes del país.

Estos lugares impresionantes son, gracias a la donación de Tompkins Conservation al Estado de Chile de los parques Douglas Tompkins Pumalín y Patagonia, un espacio compartido y protegido que pertenece a todos, son nuestros. Esos lugares mágicos nos invitan a reconectarnos con aquello de lo que somos parte, a confirmar que somos una pieza más en esta comunidad de vida de la que nos hemos artificialmente separado.

Reinventemos la naturaleza, no como algo que está afuera, sino como algo que está en cada respiro de la humanidad. Cuidemos estos parques y transformémonos de esta manera en guardianes del futuro.

Eugenio Rengifo

Director Ejecutivo de Amigos de los Parques