• Inicio
  • /
  • Noticias
  • /
  • Parques nacionales: rol clave frente a desafíos ambientales y sociales

Parques nacionales: rol clave frente a desafíos ambientales y sociales

Jul.24.2019

El último informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), advierte que la biodiversidad está disminuyendo a un ritmo sin precedentes a nivel mundial, y la tasa de extinción de especies se está acelerando, así como las probabilidades de graves impactos en las personas de todo el mundo. El informe determinó que alrededor de 1 millón de especies de animales y plantas están ahora en peligro de extinción, más que nunca en la historia de la humanidad.

Por primera vez a esta escala y basándose en un análisis exhaustivo de la evidencia disponible, los autores de la evaluación clasificaron los cinco impulsores directos de la degradación en la naturaleza con mayor impacto. Estos son, en orden descendente: (1) cambios en el uso de la tierra y el mar; (2) explotación directa de organismos; (3) cambio climático; (4) contaminación y (5) especies exóticas invasoras.

El informe señala que, desde 1980, las emisiones de gases de efecto invernadero se han duplicado, y en consecuencia las temperaturas globales promedio se han elevado en al menos 0.7 grados centígrados.

Revisa aquí toda la información que entrega el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC)

“El impacto humano sobre el medio ambiente tiene una consistencia espacial sin precedentes en el contexto de los últimos dos mil años”. A esa conclusión llegaron una serie de estudios publicados hoy por la revista científica Nature, que indica que tras varias investigaciones -basadas en analizar la tendencia del clima en el planeta- se puede sostener que el 98% del mundo se encuentra experimentando algún nivel calentamiento, según informa en este artículo Qué Pasa.

Este cambio climático ya está afectando a la naturaleza a todo nivel, desde los ecosistemas hasta la genética. Se espera que los impactos aumenten en las próximas décadas, y en algunos casos podrían ser mayores a los efectos del cambio en el uso de la tierra y el mar, y otros impulsores.

En este contexto, los parques nacionales juegan un rol clave. Según Protected Planet Report, “las áreas protegidas han sido durante mucho tiempo una herramienta de gestión exitosa para conservar la biodiversidad, y sin ellas, la pérdida global de biodiversidad probablemente sería aún mayor”.

Aún más, los beneficios ecosistémicos que brindan las áreas protegidas son críticos para enfrentar los desafíos ambientales y sociales actuales. A continuación un detalle de la contribución de las áreas protegidas a algunos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Ver aquí toda la información de Protected Planet Report y cómo aportan las áreas protegidas a los desafíos de la agenda 2030. 

Objetivo 2. Hambre cero: Todos los sistemas alimentarios dependen de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos que apoyan la productividad agrícola, la fertilidad del suelo y la calidad y el suministro del agua. Al proteger estos servicios clave del ecosistema, las áreas protegidas pueden contribuir a mejorar la seguridad alimentaria. Las áreas protegidas también brindan servicios básicos de apoyo tales como la producción de suelo y la estabilización de los suministros de agua, así como también amortiguamiento contra eventos climáticos extremos.

Objetivo 3. Salud y bienestar: El vínculo entre la biodiversidad y la salud humana es cada vez más reconocido. Al proteger los ecosistemas, las áreas protegidas ayudan a mitigar la propagación y el impacto de la contaminación. Por ejemplo, la protección de los bosques ayuda a regular el flujo de agua y mejora la calidad del agua. Los medicamentos también se derivan de la biodiversidad. Finalmente, al ofrecer oportunidades recreativas, las áreas protegidas también contribuyen a mejorar el bienestar físico y mental.

Objetivo 4. Educación de calidad: La sensibilización sobre la importancia de proteger la biodiversidad para el desarrollo sostenible, en particular a través de la creación de áreas protegidas y otras medidas de conservación, será clave para lograr este y otros ODS. En particular, las áreas protegidas ubicadas cerca de los centros urbanos pueden proporcionar conocimientos básicos sobre la importancia del funcionamiento de los ecosistemas.

Objetivo 6. Agua limpia y saneamiento: La entrega de suministros de agua y la calidad del agua requieren ecosistemas saludables, que también pueden ayudar a prevenir peligros y desastres relacionados con el agua. Las áreas protegidas proporcionan una proporción significativa del agua potable para muchas de las ciudades más grandes del mundo. La protección de las torres de agua, los bosques nublados, las cuencas de agua y las planicies naturales de inundación es esencial para garantizar el suministro de agua dulce y reducir los riesgos de desastres.

Objetivo 13. Acción por el clima: Las especies y los ecosistemas ya están siendo impactados por el cambio climático. Por lo tanto, es crucial protegerlos, no solo para preservar la biodiversidad, sino también su capacidad para contribuir a la mitigación y adaptación del clima. De hecho, muchos ecosistemas naturales proporcionan reservas de carbono significativas a nivel mundial, y los ecosistemas saludables son clave para mejorar la resiliencia al cambio climático, por ejemplo, al actuar como amortiguadores naturales contra eventos climáticos extremos.

Objetivo 14. Vida submarina: Las áreas marinas protegidas contribuyen directamente a este objetivo. La conservación y el uso sostenible de la biodiversidad en los ecosistemas marinos y costeros es clave para el desarrollo sostenible. De hecho, la biodiversidad sustenta todas las actividades de pesca y acuicultura. Proteger las áreas marinas y costeras es, por lo tanto, esencial para asegurar que los recursos de los océanos, mares y marinos del mundo sean preservados.

Objetivo 15. Vida de ecosistemas terrestres: Las áreas protegidas terrestres contribuyen directamente a este objetivo. Aunque ha habido un marcado aumento en la cobertura de áreas protegidas, muchas áreas importantes para la biodiversidad todavía no están protegidas adecuadamente. La designación de áreas protegidas ha desempeñado un papel crucial en la prevención de la deforestación y es probable que haya contribuido a la conservación de varias especies de vertebrados. Las áreas protegidas son, por lo tanto, clave para proteger los hábitats terrestres, las especies y los servicios de los ecosistemas.

Crédito de Foto: Eduardo Minte @emintehess

Lectura asociada: pincha aquí para ver el artículo Áreas Protegidas al servicio de la humanidad y la naturaleza de Jeremy Hance, publicado por Mongabay.