El inventario de vida del planeta

Feb.06.2020

Sobre el papel de los parques nacionales en la protección de la biodiversidad y de la vida en el planeta escribe el fundador de Ladera Sur y consejero de Amigos de los Parques, Martín del Río en esta columna publicada el jueves 6 de febrero en el diario El Llanquihue (ver publicación original aquí).

La oficina de Naciones Unidas para el Medio Ambiente alertaba hace unos años cómo la crisis climática “amenaza el inventario de vida del planeta”. En un artículo se refería a cómo los extremos climáticos que hemos percibido hasta hoy se van constituyendo en la nueva normalidad y que los años extremadamente cálidos y secos históricamente conllevan a pérdida de especies. Lo que en 2018 se veía para el futuro lo estamos viviendo hoy en Chile: hace unos días, el director nacional de CONAF se refirió a las consecuencias de los incendios forestales, la sequía que está viviendo el país y las repercusiones de la crisis ambiental y aseguró que el bosque esclerófilo de la zona central del país, fundamental para el desarrollo de la vida en esa zona y que detiene hoy el avance de la desertificación hacia el sur, «podría extinguirse».

Columna: Inventario de Vida del Planeta

Por su parte, el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR)2 informa que desde 2010 tenemos en Chile una megasequía con un déficit de precipitaciones cercano al 30%, en la década más cálida del último siglo. En esta crisis existe una serie de medidas que urge tomar para frenar y revertir los factores humanos que contribuyen a ella, como la protección de aguas, las formas de uso de suelo y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, así como también el cuidado de las áreas de conservación.

Los parques nacionales, y otras herramientas de conservación, son claves para enfrentar las presiones existentes -como la pérdida de hábitat, los incendios-, pero también pueden ayudar a las especies para su resiliencia, al proteger y restablecer los corredores biológicos que respaldan su dispersión, y generar refugios que los protejan de sus amenazas.

Los parques nacionales, entre ellos, Alerce Andino, Hornopirén, Pumalín y Corcovado, constituyen verdaderos salvavidas para proteger ese inventario de vida del planeta, y así como podemos convertirnos en su amenaza, también podemos ser sus guardianes. Esto requiere fomentar una cultura de conocimiento, valoración y respeto por la naturaleza que debemos impulsar desde todo ámbito, desde la educación formal hasta los temas que abordamos los medios de comunicación. El momento es hoy.

Martín del Río

Fundador de Ladera Sur, Consejero de Amigos de los Parques.

Crédito foto: Antonio Vizcaíno