Día del Medio Ambiente

Jun.05.2019

Reproducimos aquí columna de Eugenio Rengifo a propósito del día del Medio Ambiente publicada en diario El Divisadero de la región de Aysén (pincha aquí para ver publicación original).

Hoy es el día mundial del Medio Ambiente, el que cada año busca generar conciencia sobre un asunto ambiental en particular. La celebración de este día permite ampliar las bases de una opinión pública bien informada y de una conducta de los individuos, de las empresas, los gobiernos y la sociedad civil inspirada en el sentido de su responsabilidad en cuanto a la conservación y el cuidado del medio ambiente.

El tema para 2019 gira en torno a la contaminación del aire; un llamado a la acción para combatir un grave problema que afecta a millones de personas en todo el mundo. En este sentido, en la región de Aysén, Coyhaique es una ciudad en la cual la contaminación se eleva a episodios críticos periódicamente con informes (como el de la Organización Mundial de la Salud el año pasado) que puso a Coyhaique como la ciudad más contaminada de todo América.

Son muchas las lecturas que emergen al reflexionar cómo hemos podido llegar a este punto en una de las regiones más lindas de Chile. Y nos vuelve a levantar la alerta de las consecuencias de las acciones y decisiones del ser humano sobre la naturaleza. Las emisiones de gases contaminantes, tanto desde nuestros hogares como desde las industrias, no sólo son responsables de estos episodios críticos en Coyhaique sino también uno de los factores que ha acelerado la crisis de extinción, amenazando la existencia de un millón de especies en el mundo, según el informe IPBES entregado hace unas semanas. Considerando la interdependencia vital entre especies en esta gran comunidad que es nuestro planeta, podemos decir que la vida en la Tierra está amenazada.

Es por ello que proteger las áreas silvestres se hace fundamental, es un garante de vida para el planeta, para sus ecosistemas y para la humanidad. Los parques nacionales buscan la preservación de grandes extensiones ecosistémicas de ambientes naturales, de rasgos culturales y escénicos asociados a ellos y la continuidad de los procesos biológicos. Son lugares que estimulan una comprensión de la historia en un contexto amplio, no sólo de los seres humanos, sino de toda la interconexión de los seres vivos en el planeta. Porque nuestra vida depende del aire limpio, cuidemos nuestro hábitat, cuidemos nuestros parques nacionales y transformémonos de esta manera en guardianes del futuro.

Eugenio Rengifo

Director Ejecutivo Amigos de los Parques